Minerales del Mar Muerto

En total, el Mar Muerto contiene más de 20 minerales, que han demostrado su capacidad para embellecer la piel y mantenerla saludable y joven. Asimismo, a orillas del Mar Muerto crecen plantas con una alta concentración de vitaminas, minerales y valiosos aceites que se usan en cosmética y medicina dermatológicas. Los principales minerales que se encuentran en el Mar Muerto son verdaderamente esenciales para el adecuado funcionamiento de las células cutáneas y colaboran significativamente a conservar una piel saludable y hermosa.

Magnesio: es un mineral terapéutico que ayuda a la curación de los tejidos de la piel, actúa como agente antialergénico, mejora el metabolismo celular, estimula la síntesis de proteínas y facilita la producción de energía.

Yodo: mejora el funcionamiento de la glándula tiroidea y ayuda a la generación de intercambios metabólicos de las células cutáneas.

Azufre: es un reconocido mineral terapéutico. Contiene ciertas vitaminas esenciales y es un desinfectante y agente antibacteriano natural; por lo que resulta efectivo contra el acné. También se ha demostrado su efectividad para ayudar a aliviar los síntomas de los trastornos de la piel, como la psoriasis y el eccema.

Potasio: es un regulador clave de la humedad y ayuda a preservar un entorno neutro para la piel. Las señales de deficiencia de potasio incluyen piel anormalmente seca y acné, así como erupciones de psoriasis.

Calcio: es un componente básico del tejido conectivo que se encuentra debajo de la superficie de la piel y desempeña un papel importante en la protección celular. Regula la permeabilidad de la membrana celular (absorción y producción de sebo) y normaliza la diferenciación de las células cutáneas.

Sodio: este mineral del Mar Muerto mejora el metabolismo de las células cutáneas, alivia calambres musculares y rigideces, mientras conserva un entorno neutro para las células cutáneas.

Zinc: este mineral es importante para la regulación natural del crecimiento y la regeneración celular. También facilita la renovación celular y estimula la síntesis de colágeno y elastina (renueva la piel). Debido a su gran capacidad antioxidante, este mineral es un neutralizador de radicales libres. Asimismo mejora la regulación del sebo (propiedades antiacné), tiene propiedades antiinflamatorias y es un bloqueador natural de los rayos UV.

Estroncio: es efectivo para reducir la picazón y los signos de la dermatitis de contacto irritante (un problema común para quienes tienen piel sensible y usan cosméticos regularmente).

Bromo: alivia la piel debido a sus propiedades antiinflamatorias, tranquiliza, relaja los músculos y calma los nervios de la piel.

Manganeso: es conocido por sus potentes propiedades antioxidantes que provienen de todos los minerales. También aumenta la microcirculación cutánea (que promueve mejores efectos antienvejecimiento) y mejora el estado de los tejidos conectivos.

Litio: este mineral del Mar Muerto aumenta la efectividad del tratamiento de baño salino para la psoriasis.

Boro: la reposición del mineral boro ayuda a aliviar los síntomas de la psoriasis y artritis psoriásica.